16 sep. 2010




Oí tu voz,
a 600 y tantos kilómetros de distancia oí tu voz,
y todo fue clarísimo
en el día más contaminado de la ciudad de México.

(R.Y.)

..no buscaba nada.
..pero oí tu voz.
..en un día frío y lluvioso de invierno en la Ciudad de México.
..meses después, todo sigue clarísimo.

No hay comentarios.: