16 jul. 2010

...los días de verano




Una semana con otro aire, con otros paisajes, diversidad de colores, una semana de tardes lentas, y noches de verano.

Siempre es bueno respirar la esencia de otro lugar, el cielo es el mismo pero desde aquí todo se ve distinto…


El viejo oeste es tan tranquilo que una ciudad (como la de donde vengo) no podría entenderlo, como el pueblo lejano donde el aire te toca de otra forma y las estrellas son las protagonistas en el cielo nocturno…donde te hacen preguntas que antes de contestar con palabras, una sonrisa viene a tu rostro…

“¿las estrellas se ven así de claras en el lugar donde tu vives?”

lo cierto es que, intentas explicar…pero concluyes diciendo que no, definitivamente la noche no tiene el mismo efecto y no, las estrellas no se ven así de claras como aquí.



Verano de 2010, estoy aquí

No hay comentarios.: